Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Agencia Virgilio Barco
Skip Navigation LinksAVB > Cartagena capital cultural y turística del Caribe

Cartagena capital cultural y turística del Caribe

Bogotá, 2 de marzo de 2017. Dispuestos a prender motores y aunar esfuerzos para adelantar proyectos de infraestructura, el Gobierno Nacional en cabeza del Presidente Juan Manuel Santos y el Distrito de Cartagena, con el liderazgo del Alcalde Manuel Vicente Duque, firmaron este jueves, dos convenios interadministrativos, que harán posible la reubicación y construcción de la nueva Base Naval de la Armada Nacional, la realización de proyectos de infraestructura en materia de transporte y urbanismo, y un desarrollo inmobiliario orientado a convertir a la ciudad de Cartagena en la capital cultural y turística del Caribe.
 
“Las ciudades que van anticipando el crecimiento y lo van planeando, esas ciudades, pueden ofrecer mejores facilidades, mejores servicios, mayor calidad de vida a sus ciudadanos. Estos dos temas que estamos firmando y comprometiendo a la ciudad y al Gobierno (Nacional), es simplemente un ejercicio de planeación hacia el futuro muy importante. Por eso, ese sueño de sacar la Base Naval, entregarle a nuestra Armada (Nacional) una mejor base, y entregarle a Cartagena una oportunidad de renovación urbana tan importante, es algo que a todos nos debe llenar de alegría”, señaló el Presidente Juan Manuel Santos.
 
El evento que se llevó a cabo en el Baluarte de San Ignacio contó, además, con la presencia del Vicepresidente Germán Vargas Lleras y los representantes de las entidades que liderarán la ejecución de los convenios: la Viceministra de Defensa, Mariana Martínez Cuellar; la directora de la Agencia Nacional Inmobiliaria, Claudia Luque Gordillo, y el Presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luís Fernando Andrade.
 
Convenio entre Ministerio de Defensa, Distrito de Cartagena y Agencia Nacional Inmobiliaria
 
El primer convenio contempla un trabajo colaborativo destinado a promover a Cartagena como la capital cultural y turística del Caribe. Así, desde las competencias legales y la función de cada entidad, se adelantarán las gestiones necesarias para reubicar la nueva Base Naval con las condiciones óptimas de infraestructura y seguridad que se requieren, y a su vez, identificar los elementos que hagan posible la formulación, estructuración y ejecución de un proyecto de desarrollo inmobiliario en los predios que entregará el Ministerio de Defensa en el sector de Bocagrande.
 
“Queremos tener una Base Naval de talla mundial. Necesitamos sacar la Base para descongestionar a Cartagena, por las oportunidades que tiene Cartagena en su renovación urbana. Hemos hecho todo tipo de estudios y finalmente lo que hoy se firma es esa intención de dar ese paso en firme”, dijo el Mandatario.
 
Por su parte el Alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque, manifestó su beneplácito con la celebración de los convenios y señaló: “Cuando el Señor Vicepresidente de la República comenzó a encaminar este rumbo con la doctora Claudia Luque, lo primero que dijimos fue que esta era una decisión de Cartagena y así abordamos. Por eso nadie puede levantar la mano sin decir que esto se socializó”.
 
Agregó que el proyecto se compartió a los gremios, concejales, congresistas, líderes de Cartagena, entre muchos otros, planteando la pregunta ¿Qué quieren ver en el espacio que deja la Base Naval?
 
Según Claudia Luque, directora de la Agencia Nacional Inmobiliaria, el proyecto inmobiliario a desarrollar en los 309.866 m2 que entregará la Armada, contempla nuevos usos entre los que se cuenta: un muelle, hotel, acuario, parque de diversiones, centro de convenciones, puerto de cruceros, entre otros; a su vez esta iniciativa privilegiará la conectividad con el Centro Histórico, a través de un parque lineal, ciclorutas, paseos peatonales, que a su vez redundará en el mejoramiento del espacio público y la movilidad en el sector.
 
“Desde al año 2016 hemos venido trabajando de la mano, el Ministerio de Defensa, la Alcaldía de Cartagena y la Agencia Nacional Inmobiliaria para materializar el traslado de la Base Naval y el desarrollo inmobiliario; en ese sentido los resultados son muy satisfactorios porque la Armada Nacional va a poder contar con una instalación militar nueva, moderna y financiable, y a través del desarrollo inmobiliario vamos a generar un impacto que va a contribuir a elevar la competitividad, aumentar el turismo y la inversión extranjera, a generar más empleo y mejorar la calidad de vida de los cartageneros”, señaló Claudia Luque.
 
“Además, -complementó- durante el mes de enero, las tres entidades trabajamos en la socialización de los proyectos con diferentes actores de la ciudad, lo que ha permitido nutrirlos de manera significativa y eso nos lleva a avanzar con la certeza en que tenemos una visión compartida de ciudad y que estamos tomando las mejores decisiones para Cartagena”.
 
Convenio entre  Distrito de Cartagena, Agencia Nacional Inmobiliaria y Agencia Nacional de Infraestructura
 
El segundo acuerdo busca sumar esfuerzos de apoyo técnicos entre las tres entidades, que permita viabilizar proyectos de infraestructura y de gestión inmobiliaria integral en materia de transporte y de desarrollo urbano que requiera la ciudad de Cartagena.
 
“La otra intensión que hoy se plasmó, es la de construir un nuevo aeropuerto –dijo el Presidente-. Y con los recursos del aeropuerto actual, cuando finalmente eso se puede vender, vamos a financiar una parte importante de toda la recuperación de la Costa”
 
Según la Directora de la Agencia Nacional Inmobiliaria estos proyectos buscan adelantarse con altos estándares de calidad, que redundarán en el mejoramiento de la conectividad de la región y del país, y aumento de la conectividad global. A su vez, concluyó expresando que estas iniciativas le van a permitir a Cartagena salir del rezago, generando nuevas dinámicas de desarrollo regional que impacta no solo el espacio público, la movilidad, el turismo, sino en general todos los sectores económicos de la zona.
 
Ninguno de los convenios genera compromisos presupuestales y ambos tienen un plazo de ejecución de tres años, contados a partir de la firma de dichos documentos.